En otro tiempo, ustedes eran oscuridad; pero ahora son luz en el Señor.Efesios 5:7-14

Buenos días. Hoy será un buen día...

Melissa Joan Hart sobre la fe: “Sin Jesús, solo hay oscuridad”

Melissa Joan Hart sobre la fe: “Sin Jesús, solo hay oscuridad”

Melissa Joan Hart sobre la fe: “Sin Jesús, solo hay oscuridad”



La recordada actriz de “Sabrina: La Bruja Adolescente”, Melissa Joan Hart, compartió recientemente como el Espíritu Santo le trajo una perspectiva nueva y fresca sobre el poder de la oración, y como ello se ha destacado a través de sus viajes como misionera.


Confesando abiertamente que es cristiana dentro de Hollywood, Hart dijo que a medida que su relación con Dios crece, su fe se ha hecho “más profunda, más cercana y más satisfactoria”; aunque ella creció como católica, su actual esposo fue una gran influencia para que ella conociera a Cristo al asistir a una iglesia presbiteriana.

Parte de esos momentos con Dios la llevó a tener una poderosa experiencia con el Espíritu Santo y conocer la forma de obrar de la Trinidad.

“Tuve un momento de nacer de nuevo, del Espíritu Santo. Nunca entendí realmente al Espíritu Santo o la Trinidad en cierto sentido. Un día, estábamos en un estudio bíblico y de repente me impactó, ¡como si el Espíritu Santo tuviera sentido para mí! Un día lo sentí y pensé: ‘Dios mío, ese es el Espíritu Santo hablándome’. Ahora lo entiendo. Como si me hubiera golpeado un rayo y pensé: ‘¡El Espíritu Santo! No sé por qué me di cuenta y lo entendí.’ Entonces entendí mejor la Trinidad y todo eso”.


La fe siempre ha sido una constante en la vida de la actriz, y aunque quiso renunciar a ella en cierto momento, creer en Dios es el norte y dirección de su vida.

“Creo que a lo largo de mi vida la fe siempre ha estado ahí para mí. Mientras hablo conmigo mismo a lo largo del día, siempre voy a Dios. Nunca soy solo yo hablando solo. Siempre estoy hablando con Dios sobre cuál sería el mejor curso de acción en una situación particular. Constantemente le pido al Espíritu Santo que me calme y me tranquilice. Estar molesto por algo no me llevará allí más rápido. Constantemente encuentro pequeños momentos a lo largo del día para pasar con Dios”, compartió.

“Por supuesto, caigo de rodillas cuando me encuentro en una encrucijada real, cuando tengo un conflicto importante en mi vida o algo que realmente está en mi corazón. Como familia, tenemos el hábito de ir a la iglesia todos los domingos. No mostramos ninguna vergüenza en nuestra fe. La oración es solo una parte muy importante de nuestra familia. La fe es una parte muy importante de nuestras vidas”, agregó.

E incluso, la fe y el poder de la oración le ha ayudado a manejar la ansiedad y la batalla con la mente a través de pensamientos equivocados.

“En realidad quería dejar de orar por un tiempo porque tenía pensamientos tan terribles que me asustarían muchísimo. Pensé: ‘No voy a orar más porque no puedo manejar estos pensamientos’. Me está dando ansiedad. Me impide dormir. Es como, literalmente, ahogarme por el miedo que me está dando. Cuando oro, estos otros pensamientos entran. ¡Y fue entonces cuando me di cuenta de que Satanás está tratando de tomar el control, así que tengo que seguir haciéndolo! Luché contra eso y eso ya no sucede», recordó Hart.


La fe en Cristo le ha llevado a servir a comunidades de escasos recursos como misionera y llevar esperanza a lugares remotos que necesitan de Dios, todo de la mano con World Vision, organización humanitaria de renombre y prestigio mundial; la experiencia que vivió en Zambia le cambió su manera de ver la importancia de la oración.

“Es un país cristiano y casi todos los hogares a los que fuimos estaban orando con nosotros. Pero no podían entender por qué oramos. No podían entender por qué oramos cuando tenemos tanto. Dicen: ‘Es extraño ver orar a una familia que ya lo tiene todo, como, ¿por qué orarías o cómo orarías?’”, explicó.

“A veces pienso que en nuestro país escuchamos a la gente decir: ‘¿Por qué iba a rezar si todo está hecho un desastre? Todo se está desmoronando a mi alrededor. A Dios no le importa. ¿Por qué debería orar?’ Pero lo que están haciendo es como: ‘Bueno, tenemos que orar porque necesitamos que nuestras cabras estén sanas. Necesitamos que llueva, pero no demasiada. Necesitamos que nuestros cultivos crezcan bien. Necesitamos que nuestros hijos estén sanos. Necesitamos que mejoren nuestra escuela”, agregó.

Los altibajos que ha tenido en su carrera le han hecho depender aun más de Jesús.

“Una de las grandes cosas que he aprendido es que la oscuridad es simplemente la ausencia de luz y sin Jesús, simplemente tienes esta oscuridad y luego Jesús es la luz… así que no tener a Jesús en tu vida simplemente deja este vacío”, concluyó.

fuente : www.bibliatodo.com

 

Publicar un comentario